Colecta Mas por Menos

Carta de Mons. Damián Santiago Bitar

Bitar

Sin duda esta nueva edición de la Colecta Nacional Más por Menos se enmarca en la celebración del Año Santo de la Misericordia, ofreciéndonos una espléndida ocasión para despertar aún más nuestra conciencia y poder vivir de manera concreta las obras de misericordia corporales y espirituales que nos presenta Jesús en el Evangelio de San Mateo 25,31-45 como camino para ayudar a disminuir el sufrimiento, la exclusión y la pobreza de numerosos hermanos argentinos.

El aporte que podamos hacer de acuerdo a nuestras posibilidades es probable que no alcance para dar solución a todos los problemas y carencias de las regiones más necesitadas, pero sin duda – como quedó de manifiesto en la generosa colecta de la edición anterior- contribuirá significativamente a paliar el hambre, a saciar la sed, asistir a encarcelados, a levantar salas de primeros auxilios para los enfermos, a ofrecer vestido y abrigo, a hospedar peregrinos, a dignificar Parroquias y capillas para orar por vivos y difuntos; a mejorar salones y aulas para la enseñanza y el consejo ayudando a globalizar la solidaridad, y a poner de manifiesto el lema del Año Jubilar: “misericordiosos como el Padre”. Sí, ¡a mayor misericordia, menos exclusión!

Queridos hermanos y amigos; la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas quiere agradecer sentidamente el aporte generoso de tantos niños, hombres y mujeres de nuestra patria; el trabajo motivador de obispos, sacerdotes, diáconos, religiosas, laicos, catequistas, docentes, agentes de pastoral y comunicadores sociales; invitándolos a recordar y resignificar las palabras de Jesús: ¿Cuándo Señor te vimos necesitado corporal o espiritualmente…? Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo” (Cfr. Mat 25,37-40).

No lo olvidemos: en cada uno de estos más pequeños está presente Cristo mismo. Su carne se hace de nuevo visible como cuerpo enfermo, sin abrigo, preso, desnutrido, sin vivienda digna, afligido, sin escuela…para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y los asistamos con cuidado.

Desde la Diócesis de Oberá, los saludo y bendigo con aprecio y gratitud.

 

+ Mons. DAMINA SANTIAGO BITAR
Obispo de Oberá
Miembro de la Comisión de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas